Viernes 21 de Junio de 2024 | UF: $37.538,11 | Dólar: $927,92 | UTM: $65.770,00

Noticias

Contrato de arriendo: ¿Cuál es su importancia y qué debe incluir?

El contrato de arriendo es un documento esencial para dar seguridad a las partes que participan de él. Muchas personas invierten en bienes raíces, con el fin de obtener un ingreso a través del arriendo del mismo. Saber cómo realizar este proceso es fundamental.

En este artículo haremos referencia a contratos de arriendo para bienes inmuebles con fines habitacionales.

¿Qué es un contrato de arriendo?

El arrendamiento se da cuando el propietario de un bien raíz cede su uso temporal a otra persona, a cambio de una renta. Se entiende como arrendador al propietario y como arrendatario a quien la adquiere a cambio del pago de una renta.

Un contrato de arriendo permite establecer los derechos y usos de una propiedad. Además de seleccionar bien a quien será el usuario del inmueble, es importante dejar claras las reglas y condiciones de arrendamiento. Por eso, contar con un buen contrato de arrendamiento es clave.

Firmar un contrato de arriendo puede librarnos de muchos problemas. Para partir, podemos decir que:

  • Evita el desconocimiento de la fecha exacta en que se concreta el arriendo.
  • En caso de litigio, no se puede negar la aceptación de las cláusulas y condiciones acordadas en el documento.

Se trata de un documento legal, donde ambas partes aceptan determinadas obligaciones. El arrendador cederá el uso y goce temporal de la propiedad. El arrendatario pagará  determinado precio por esto. 

A través de un contrato de arriendo se protege tanto al arrendatario como al arrendador.

Tipos de contrato de arriendo

Todo contrato de arriendo tiene las siguientes características:

  • Consensual: se basa en el consentimiento de ambas partes y no requiere más formalidades.
  • Bilateral: interviene la Parte Arrendadora y la Parte Arrendataria.
  • Temporal: se establece un periodo de vigencia determinado.
  • Oneroso: quien va a hacer uso del inmueble, paga una renta por el mismo.
Contrato de arriendo

Podemos encontrar distintos tipos de contrato de arriendo, de acuerdo a los plazos establecidos.

  • A plazo fijo, sin opción a renovación.
  • A plazo fijo renovable después de 12 meses.
  • Mensuales o por plazo indefinido.

De acuerdo a la forma en que las partes pactan la firma del contrato, encontramos tres formas:

  • De manera privada.
  • Ante notario.
  • Por escritura pública.

Contrato de arriendo notarial

Lo primero que hay que decir, es que en Chile, no es obligatorio firmar un contrato de arriendo frente a notario, Sin embargo, es mucho más seguro y responsable hacerlo de esta forma.

Este tipo de contrato entrega un soporte legal en caso de infracciones o conflictos, que requieran mediación jurídica.

¿Es importante firmar un contrato de arriendo?

Firmar un contrato de arriendo es fundamental, incluso si el trato se está haciendo con un familiar o amigo.

Desde el momento en que las partes firman un contrato de arriendo, están obligadas a cumplir las cláusulas establecidas en éste. Aquí se establecen las pautas bajo las que una propiedad es entregada en arriendo.

El contrato es donde se especifican todos los detalles y condiciones de la relación comercial entre arrendatario y arrendador.

En nuestro país el contrato de arriendo simple está regulado por el Código Civil y por la Ley de Arrendamientos de Predios Urbanos en su artículo 20.

Si bien las leyes chilenas no obligan a tener un contrato escrito para que el arriendo sea legal, es importante tener en cuenta que de no hacerlo el monto a pagar será el que exponga el arrendatario y no el arrendador.

Contrato de arriendo
Close up happy woman hugging man, holding keys from new first house, young family celebrating moving day, satisfied customers couple purchase real estate, mortgage and relocation concept

¿Cómo hacer un contrato de arriendo?

Lo que debe incluir un contrato de arriendo

Un contrato de arriendo está compuesto de varias cláusulas. Dentro de la información que debe contener, encontramos:

  • Fecha de firma.
  • Antecedentes de las partes: nombre completo, cédula de identidad, domicilio, etc.
  • Objeto del contrato: individualización del inmueble que se va a arrendar.
  • Plazo del contrato: fecha de inicio y término del mismo. También las condiciones de renovación y término de contrato.
  • Monto del arriendo: valor que el arrendatario pagará por el inmueble arrendado por un determinado periodo. Aquí se incluyen los plazos de pago y también el interés por atraso en el mismo.
  • Forma y lugar de pago: efectivo, depósito, cheque o transferencia electrónica. En caso de depósito o transferencia, se deben especificar los datos de la cuenta en que se realizará-
  • Información de reajustes: cada cuanto tiempo se realizará un ajuste al valor de arriendo y de acuerdo a qué indicador se hará. Por lo general, se usa el Índice de Precios al Consumidor (IPC).
  • Garantía: especifica la cantidad de meses de garantía que deja el arrendatario, para asegurar la restitución del inmueble en buen estado.
  • Prohibiciones: aquellos usos o actividades que no están permitidas en el inmueble. Por ejemplo, subarrendar, usar la propiedad con fines comerciales, etc.
  • Responsabilidades: con respecto al pago de gastos comunes y cuentas. También se puede especificar qué tipo de daños no serán a cargo del arrendatario.
  • Condiciones para la anulación del contrato.
  • Procedimiento en caso de disputa legal.
  • Restitución del inmueble: cómo se debe devolver el inmueble una vez terminado el contrato.
  • Visitas por parte del arrendador.
  • Codeudores.
  • Inventario.
  • Firma de ambas partes y del codeudor, en caso de que aplique.

Es siempre recomendable que la redacción de este documento sea hecha por un experto. Es importante no dejar nada sin especificar, porque en caso de juicio es el contrato la prueba más contundente.

Si estás buscando arrendar un inmueble y necesitas ayuda, no dudes en comunicarte con nosotros.

Posts Relacionados

Comparar

Introduzca su palabra clave