Viernes 14 de Mayo de 2021 | UF: $29.548,50 | Dólar: $708,64 | UTM: $51.798,00

Noticias

Mercado inmobiliario posCOVID-19

El mercado inmobiliario pos-Covid-19, no será ajeno a los efectos que la pandemia ha generado. Ésta se ha convertido en una de las crisis globales de mayor impacto en las últimas décadas. Hay una innegable incertidumbre acerca del futuro, escenario que enfrentan actualmente todos los sectores.

El sector inmobiliario, es una de las industrias que más está siendo impactada por la situación económica, la incertidumbre y los esquemas de distanciamiento social, planteados por el gobierno. La pandemia que estamos enfrentando, está modificando la forma en que vivimos, trabajamos y consumimos bienes y servicios.

Actualidad del sector inmobiliario

En este momento, en que las operaciones están en hasta cierta medida paralizadas, el sector inmobiliario se está enfocando en mantener el valor de sus activos. También, es momento de evaluar escenarios futuros para la industria.

En el corto plazo, los esfuerzos de los distintos actores de la industria inmobiliaria, se deberían enfocar en:

  • Entender y dimensionar los requerimientos de capital de su negocio, tanto a corto como mediano plazo.
  • Evaluar futuros escenarios, visualizando los cambios más importantes que enfrentará el negocio. Para esto es importante definir iniciativas y proyectos, que permitan adaptarse a los cambios y enfrentar los riesgos.
  • Buscar fuentes alternativas de financiamiento. La liquidez será un activo clave, para enfrentar la incertidumbre.
  • Gestionar cuentas por cobrar. Negociar y conciliar con sus deudores, para evitar las morosidades incobrables.

El impacto y la profundidad que generará el COVID-19 en el sector inmobiliario, está aún en desarrollo. Se ven cambios en el comportamiento de los consumidores. Esto hace que el replanteamiento de muchos activos inmobiliarios, sea necesario.

Mercado inmobiliario posCOVID-19

¿Qué sucede con el mercado de inversiones?

Mientras haya restricción con respecto a reuniones presenciales, y sigamos enfrentando la propagación del COVID-19, se espera una baja en las inversiones del sector inmobiliario.

Algunos inversionistas enfrentan caídas en sus ingresos, por el incumplimiento de sus arrendatarios. Por otra parte, se generan compras de oportunidad, en sectores de mayor liquidez. Estas inversiones, deben ser analizadas contemplando escenarios alternativos.

El conseguir fondos para inversiones inmobiliarias, enfrenta la reducción de confianza por parte de los inversionistas. La recuperación del mercado, irá de la mano con la evolución de la pandemia y la respuesta de estos actores.

El sector residencial

El desempleo y la baja en los ingresos, ha generado incumplimientos por parte de los arrendatarios. Muchos propietarios han debido llegar a acuerdos, buscando un equilibrio que permita enfrentar la situación.

Por otra parte, los cambios que se están generando en los esquemas de trabajo, ha generado también un cambio en la demanda de los consumidores. La preferencia de residencias que cuenten con espacios para trabajo adecuados y conectados, ha reflejado un aumento durante el último periodo. Espacios sustentables, con áreas para hacer ejercicio, es otra nueva demanda que crece con la pandemia.

Las nuevas demandas de los compradores

La comodidad en la vida en confinamiento, que ha obligado a muchos a permanecer en sus viviendas más tiempo, ha hecho que los futuros compradores se replanteen sus necesidades.

Dentro de las nuevas tendencias, encontramos: contar con jardines y patios privados, conexiones de internet de última generación, casas o departamentos con áreas para teletrabajo integradas, espacios versátiles que puedan servir como gimnasio, etc.

Otra tendencia que ha tomado mucha fuerza, incluye el descongestionar las ciudades. Las personas están prefiriendo, lugares con más contacto con la naturaleza. Para las nuevas generaciones, que prefieren construir, esto significa un ahorro. Los terrenos en sectores periféricos son más baratos, y pueden aprovechar mejor sus recursos.

Las personas están buscando vivir de manera más armónica, valorando el tiempo con la familia y los espacios recreacionales. El encierro ha generado una sensación de falta de naturaleza, lo que ha generado un cuestionamiento sobre la vida en la ciudad.

Mercado inmobiliario posCOVID-19

Demanda de oficinas

Se ha visto una caída en la demanda de oficinas, lo que ha afectado a los propietarios de estos inmuebles y al mercado del coworking. La experiencia forzosa de esquemas de trabajo flexibles, ha acelerado las tendencias de trabajo remoto en las organizaciones. Esto ha hecho que las empresas modifiquen sus modelos de operación, reduciendo el espacio de oficinas físicas.

Los códigos referentes al espacio de uso de oficinas, también han sido modificados. Esto con el fin de limitar el riesgo de futuras pandemias, afectando la disponibilidad de metros cuadrados. Incluso hay empresas que están analizando el contar con espacios alternativos, que les permitan dividir a los equipos de trabajo.

El teletrabajo va a ser una realidad para muchos, lo que dejará en desuso muchos metros cuadrados de oficinas. Éstas tendrán que convertirse en espacios de coworking o buscar otros usos. La distancia mínima de seguridad, va a reducir a la mitad la capacidad de las oficinas.

Logística, el sector más resiliente

El gran crecimiento del canal online, causado por las limitaciones de movimiento, ha aumentado la demanda de instalaciones capaces de gestionar la cadena de frío. Las cadenas de suministro han crecido y se han reconfigurado. Se ha producido un aumento en los inventarios y una mayor automatización.

Si necesitas orientación, para enfrentar de mejor manera este nuevo escenario al tomar una decisión de inversión inmobiliaria, asegúrate de ser asesorado por profesionales.

Mercado inmobiliario posCOVID-19

Posts Relacionados

Comparar

Introduzca su palabra clave