Jueves 11 de Agosto de 2022 | UF: $33.534,37 | Dólar: $889,38 | UTM: $58.772,00

Noticias

Aislación térmica como clave de eficiencia energética

La aislación térmica es un factor clave a considerar a la hora de hablar de reducir el consumo energético de un hogar. La creciente demanda energética, que se contrasta con las restricciones relacionadas al mismo tema, nos presentan un escenario en el que tomar acción se vuelve fundamental.

¿Qué es la aislación térmica?

La aislación térmica es la capacidad de los materiales para oponerse al paso del calor por conducción. 

Todos los materiales ofrecen resistencia, en mayor o menor medida, al paso de calor a través de ellos. 

En algunos casos, como el del metal, esta resistencia es casi nula y eso hace que se los considere buenos conductores. Hay otros materiales de construcción que presentan una resistencia media, como yesos o ladrillos.

En los casos en que los materiales presentan una alta resistencia, hacemos referencia a aislantes térmicos. Por ejemplo, lanas minerales, fibra cerámica o fibra de vidrio.

Importancia de la aislación térmica

La aislación térmica en la envolvente de las construcciones, juega un papel importante en la reducción del consumo de energía. Además, ayuda a disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y su consecuencia en el aumento de la temperatura media global.

El aislamiento es la mejor forma de mejorar la energía de una casa, reduciendo la cantidad de calor que escapa en invierno y que entra en verano.

Una correcta aislación térmica puede ayudar a reducir los costos por calefacción hasta en un 50%.

¿Qué es un aislante térmico?

Se trata de un material usado en construcción, que permite una aislación de alta resistencia a la temperatura. Lo que hacen es crear una barrera al paso del calor entre dos medios.

Hay diferentes formas de aplicar los productos disponibles en el mercado. Algunos productos se pueden poner de manera manual y otros necesitan ser aplicados con equipos específicos.

El uso de aislantes contribuye a la eficiencia energética, ya que son capaces de mantener una temperatura adecuada en los espacios interiores.

Aislación térmica

¿Qué tipos de aislantes térmicos existen?

Hay dos formas de aislar una vivienda, ya sea a través de la capacidad aislante del aire contenido en el interior de un material o de su capacidad de irradiar calor:

  • Aislamientos por densidad: el aire que se encuentra en el interior del material le entrega resistencia térmica. Esto es independiente de la dirección del flujo del calor, ya que aísla en ambos sentidos.
  • Aislamientos reflectantes: materiales que poseen la capacidad de irradiar calor. Cuentan con una alta reflectividad y baja emisividad. Son aislamientos con una capa brillante, cuya capacidad aislante depende del sentido del calor.

En cuanto al material como aislante térmico, encontramos:

  • Aislantes sintéticos: poliestireno expandido (EPS), poliestireno extruido (XPS), poliuretano, rollos reflexivos.
  • Lanas minerales: lana de roca o lana mineral (SW), lana de vidrio (GW)
  • Aislantes ecológicos o naturales: corcho, lino, celulosa, lana de oveja, arlita, perlita, vermiculita, fibra de corcho y algodón.

Características de los aislantes térmicos

Algunos materiales de construcción ayudan a retener el calor de una vivienda. Aquellos más gruesos suelen retener mejor el calor, como piedra, ladrillos y adobe.

En el caso de los aislantes térmicos, estos representan una economía en el ahorro de energía. Esto porque evitan el paso del calor de un espacio a otro.

Dentro de las características de los aislantes térmicos, podemos mencionar:

  • Densidad.
  • Conductividad térmica.
  • Permeabilidad al vapor de agua.
  • Adsorción de humedad y absorción de agua.

La principal característica que debe tener un buen aislante es la baja conductividad térmica. Dentro de los mejores alternativas, tenemos:

  • Espuma de poliuretano.
  • Celulosa.
  • Fibra de vidrio.
  • Poliestireno.
  • Sistema EIFS o SATE

¿Qué es la conductividad térmica?

Es la capacidad de un material para transmitir calor. Este es el fenómeno por el cual el calor se transporta de regiones de alta temperatura a otras de baja temperatura dentro de un mismo material o entre diferentes cuerpos.

Lo inverso a la conductividad térmica es la resistividad térmica, que es la capacidad de los materiales para oponerse al paso del calor.

Aislación térmica

Aislantes térmicos como protección contra incendios

El uso de aislante térmico ayuda a garantizar la integridad estructural de una construcción. Al utilizar este tipo de protección, se mantienen las fluctuaciones mínimas de temperatura necesarias para ayudar a retrasar el calor y evitar la propagación de las llamas en caso de incendio.

Esto es una protección pasiva contra incendios, evitando su propagación y daño a las personas. 

Factores a considerar

Construir una casa bien aislada debe ser la primera para conseguir un ahorro energético. Independientemente de las condiciones climáticas del lugar en que se ubicará la vivienda, entender el microclima del terreno y saber aprovechar el aporte del sol será relevante para lograr mantener la propiedad con una temperatura agradable y constante.

Para lograr tener un hogar con eficiencia energética, debemos considerar los siguientes factores:

  • Orientación de la construcción.
  • Diseño de los espacios.
  • Ubicación y tamaño de las ventanas.
  • Uso de materiales aislantes.
  • Ventilación.
  • Materiales de construcción.
  • Paisajismo.
  • Electrodomésticos energéticamente eficientes.

Posts Relacionados

Comparar

Introduzca su palabra clave