Domingo 2 de Abril de 2023 | UF: $35.573,19 | Dólar: $815,24 | UTM: $62.388,00

Noticias

Interdicción y el derecho de disposición sobre bienes

La interdicción es un concepto que se remonta a los tiempos del Derecho Romano, haciendo referencia a la capacidad disminuida de una persona con relación a su actuar jurídico.

¿Qué es el concepto de interdicción?

Se trata de una figura legal que busca declarar formalmente una condición de incapacidad de actuar de una persona, evidenciando la imposibilidad de conocer su pensamiento y voluntad.

La persona declarada interdicta debe estar bajo la custodia de un tercero. Este tutor es el encargado de su cuidado, la administración de sus bienes y su representación ante cualquier situación jurídica que lo requiera.

En nuestro país la interdicción es un proceso legal presente por varios años. Su reglamentación está consolidada en el Código Civil, que establece diferentes elementos a considerar.

El objetivo es declarar por sentencia judicial que una persona se encuentra incapacitada para disponer de sus bienes.

¿Qué ley regula este tema?

El Código Civil chileno define los tipos de sujetos que se pueden catalogar como incapaces. En el artículo 1447, se plantea lo siguiente:

“Son absolutamente incapaces los dementes, los impúberes y los sordos o sordomudos que no pueden darse a entender claramente. Sus actos no producen ni aún obligaciones naturales, y no admiten caución. Son también incapaces los menores adultos y los disipadores que se hallen bajo la interdicción de administrar lo suyo, Pero la incapacidad de las personas a que se refiere este inciso no es absoluta, y sus actos pueden tener valor en ciertas circunstancias y bajo ciertos aspectos, determinados por las leyes. Además de estas incapacidades hay otras particulares que consisten en la prohibición que la ley ha impuesto a ciertas personas para ejecutar ciertos actos”.

La normativa de nuestro país, presenta una estructura sistemática sobre el desarrollo de los procesos de interdicción. Esto integra elementos que son propios de la interdicción, como la incapacidad en sus diferentes formas y la disipación del recurso económico como resultado.

Interdicción

Causas de la interdicción

Las principales causas se relacionan con alteraciones por demencia y consumo de sustancias. Actualmente, existen países que han incorporado la discapacidad mental sujeta a ciertos criterios.

En Chile, la interdicción es una “institución jurídica ampliamente utilizada, que tiene por objeto, a través de una declaración judicial, privar de la administración de sus bienes a aquellas personas que se encuentren en un estado habitual de demencia” (Painemal, 2018, p.102).

¿Quién declara la interdicción de una persona?

La declaración de interdicción permite anular a una persona incapacitada para actuar en la vida jurídica, ya sea por demencia o disipación. Hay dos procedimientos judiciales para establecer declarar a una persona interdicta:

  • Juicio de interdicción.
  • Procedimiento voluntario de interdicción.

La ley chilena permite la declaración de interdicción por dos causas:

  • Por demencia.
  • Por disipación o prodigalidad.

¿Cómo hacer el trámite de interdicción?

Se debe presentar una demanda ante el Juzgado Civil que corresponda al domicilio de la persona a la que se quiere declarar interdicta, por medio de un abogado.

Es necesario realizar los siguientes trámites:

  • Informe médico emitido por el Servicio Médico Legal.
  • Informe de discapacidad del COMPIN.
  • Informe del defensor público, sobre la procedencia de la interdicción y la persona que hará el papel de tutor.
  • Inspección del presunto interdicto por el juez.
  • Audiencia con el juez, donde deben comparecer los parientes del demandado.
  • Efectos de la declaración de interdicción.

Certificado de interdicción

El certificado de prohibiciones e interdicciones se puede obtener del Conservador de Bienes Raíces correspondiente. Éste entrega información relacionada a inmuebles afectados por esta incapacidad.

Interdicción

Efectos de la declaración de interdicción

Esta declaración se debe inscribir en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente. De ahí en adelante, todos los actos jurídicos que realice el interdicto serán nulos.

En el caso de actos celebrados con anterioridad a la declaración, éstos tendrán validez. Esto a no ser que se compruebe que al momento de celebrar el acto la persona estaba incapacitada.

A la persona declarada interdicta, se le asignará un tutor o curador, quien será el encargado de administrar los bienes de la persona. Los derechos y obligaciones se establecen en:

Posts Relacionados

Comparar

Introduzca su palabra clave